miércoles, 17 de noviembre de 2010

Lunares en prácticas


Insisto en los Lunares atrevidos, en los que se cuelan por debajo de la falda y acaban desparramados en el suelo, entre las tachuelas de los tacones y el polvo de las tablas sonoras. Los lunares que se ríen a mi costa y a mi pesar...acaban riéndose conmigo. Los que más me gustan, los que salen de mi mano izquierda...
¿En qué te empeñaste hoy? ¿Valió la pena? Espero que sí...

2 comentarios:

anonimo dijo...

Me gusta y hay que seguir empeñándose en muchas cosas, felicidades a tu mano izquierda.

La Princesa Ilustradora dijo...

Mi mano izquierda te da las gracias jejejeje