sábado, 31 de enero de 2009

Rutómetro

La Palabra que inicia el camino, la mía propia: Rutómetro. La llevo conmigo, dentro y fuera. Se ha producido un imprevisto que enlaza perfectamente con ella y es un viaje a los sitios que imaginaba ir. Me pongo en marcha rumbo a Sevilla, Cádiz, Sanlúcar de Barrameda (más sorpresas en el cambio de ruta) y Sevilla otra vez. Desde la última noche en la Sevilla mágica, llena de esculturas en la calle, sol, carruajes y deliciosos "rebujitos" me preparo para ultimar los bocetos hechos a pie de marisma (flamencos volando para mí), a pie de fuentes y plazas de esta ciudad y entre cafés y sonrisas. En breve me atreveré a enseñar lo que sale de mis lápices de colores y pinceles, una apuesta para y por el cuento que merece ser ilustrado. Un avance en el título provisional: Platanita y Pescaíto, una historia de amiguitos en un País de Flamencos. A los poseedores de las Palabras y a todos en general...besos

2 comentarios:

Adijirja dijo...

Me gusta como escribes. Si me dejas, te seguiré... :)

Ana I. Martín dijo...

Gracias Adijirja, claro que te dejo, estaré encantada de tenerte por aquí. Gracias.